cachemira

Pues volé a Srinagar que está en Cachemira justo en la región del conflicto entre India y Pakistán, es un lugar hermoso con lagos y demás, tuve la oportunidad de ir a una boda tradicional aunque la novia era japonesa y eso le quitó lo estrictamente tradicional al asunto, el lugar se ve tranquilo, la religión predominante es el Islam y la gente es muy seria. Las calles se vacían muy temprano en cuanto obscurece.

Kuniko y yo nos quedamos en lo que es un boat house, una casa barco, son muy bonitas con madera grabada, los cachemiros son muy guapos y las mujeres muy hermosas. Aunque no sé ve violencia en las calles, se siente tensión en el ambiente.

Después volamos a Leh, donde nos encontramos ahora y donde casi no hay posibilidades de llamar por teléfono o conectarse a Internet realmente es difícil, así que creo que este será el único mail hasta que llegue a Delhi, tampoco hay señal de celular.

Estoy en la región Himalaya de India en un lugar que se llama Ladakh en el poblado de Leh. Estamos a 3,600 metros de altura y estamos rodeados de montañas; algunas nevadas, el clima es desértico pero frió, no hay árboles más que donde hay poblados y el cielo es azul intenso. Las noches son súper claras, la luna puede alumbrar el camino aunque no sea llena y las estrellas brillan de una forma increíble. Las casas son de adobe con paja en la azotea para usarla en el fuego. El hotel donde estoy nos cuesta 200 rupias la noche, poco más de 4 dólares casi 5 por las dos, pero no hay agua caliente y el baño es común, solo un hoyo en el suelo.

Aquí la cultura es tibetana y la gente físicamente también, gente muy hermosa. El festival estuvo increíble, monjes, bailes y muchos de los locales vestían sus atuendos tradicionales, todavía falta una actividad más, el día 3 enseñarán los ornamentos de un antiguo lama, supuestamente quien este presente será iluminado, lo impresionante es la fe de la gente que viene a presenciar estos eventos. Pero lo más espiritual es el paisaje, este sitio realmente es mágico.

La verdad fue tan emocionante llegar hasta acá que cuando estaba, el primer día, en un monasterio lloré de la emoción. Todavía tengo algunos problemas con mi panza que esta un poco cansada de la comida de acá, pero estoy en general bien, muy bien y contenta.

0 comments

You must be logged in to post a comment.