santo

El Santo, “El Enmascarado de Plata” recorrerá todo el mundo, esta vez no buscando al Dr. Frankestein ni teniendo batallas colosales con monstruos de ultratumba o seres intergalácticos, sino como estampillas postales de edición limitada.

Las estampillas están hechas en un formato llamado Hoja Recuerdo de la serie denominada “Iconos de la Lucha Libre”, que tendrán a diferentes héroes del cuadrilátero nacional como imagen y que son sin duda de colección para todos los amantes de la filatelia alrededor del mundo.

El tiraje es de 200,000 Hoja recuerdo, dando un total de 1,200,000 estampillas, con 6 diferentes diseños y con un valor de $6.50 c/u y que están en venta en todas las oficinas postales de México y en Correo Mayor, ubicado en el Centro histórico de la Ciudad de México, a un costado de Bellas Artes.

La Importancia de ser El Santo

Rodolfo Guzmán nación el 23 de septiembre en 1917 en Tulancingo, Hidalgo. En 1935 inició profesionalmente su carrera pero con el nombre de Rudy Guzmán, tiempo después cambió de identidad a Hombre Rojo y El Murciélago.

Fue hasta 1942 que adoptó el nombre de El Santo, siendo del bando de los rudos. Lo que resltó como el contraste perfecto para que su carrera despuntara.

Si pudiéramos comparar la carrera y mercadotecnia de este héroe de historietas y películas guardando sus proporciones podría ser con la banda de rock KISS, donde ambos más que ser los mejores exponentes en su objetivo primario (luchador y rockeros) basaban su éxito en su imagen, y claro…lo supieron hacer de forma envidiable, ya que u imagen es conocida en todo el mundo.

En 1952, se convirtió en Santo, El Enmascarado de Plata gracias a una historieta y esto da pie para que a finales de los años 50 grabara su primeras películas que no tuvieron mucha importancia hasta “Santo contra las mujeres vampiro” de 1963, donde fue tanta su aceptación como héroe que se tuvo que cambiar al bando de los técnicos y así continuó una larga trayectoria de 59 películas kitch (termino que se le da a películas con producción de mala calidad que pareciera que es adrede).

Su última escena fue en “Chanoc y el Hijo del Santo contra los vampiros asesinos” de 1982, en dónde el padre entrega la máscara, el nombre, reputación y leyenda a su hijo, quién hasta la fecha ha sabido cuidar debidamente aunque con muchos altibajos. Ese mismo año se retira del cuadrilátero. El Santo muere el 5 de febrero de 1984 a los 66 años de edad.

0 comments

You must be logged in to post a comment.