ReichstagCuando tienes el tiempo medido, estás viajando en grupo o simplemente porque tu jefe no te dio más vacaciones, es difícil ver todas las atracciones de una Ciudad tan interesante y llena de historia como lo es Berlín. Tengo un año viviendo aquí y puedo decir que hasta hace poco palomeé todos los sitios históricos y museos. Unos excelentes, otros que si alguien me hubiera hecho el favor de ahorrarme la ida y los 10 euros de entrada, le hubiera invitado una cerveza a orillas del río en agradecimiento. Pero, así es como se aprende. Y gracias a ello, les puedo compartir los sitios obligados que hay que visitar si tienes 48 horas en Berlín. Comenzamos.

Reichstag
Dem Deutschen Volken que quiere decir “Al pueblo alemán” es lo que reza en la fachada de este imponente edificio ubicado en Tiergarten en el distrito de Mitte. Sede del Parlamento alemán, blanco de incendios y a punto de ser completamente destruido en la Segunda Guerra Mundial, es ahora orgullo de los berlineses y alemanes.

Remodelado en 1999 por Sir Norman Foster, cuenta con una cúpula de vidrio con una rampa de caracol en donde puedes ver a los ministros en sesiones plenarias y tener una vista magnífica de la Königsplatz. Con un restaurante y café, las visitas guiadas son excelentes, pero hay que planearlas con antelación. Nada es a última hora con los alemanes, todo tiene que ser cuidadosamente planeado. Aquí es el lugar en donde pueden hacer sus reservaciones y si lo hacen a tiempo, podrán admirar los graffitis que dejó el ejército ruso al momento de tomar Berlín y el interior del Parlamento.

El Reichstag tiene su propia para de metro llamada Bundestag y la línea de metro es la U55.

http://www.bundestag.de/htdocs_e/visits/index.jsp

Potsdamer Platz
Hace 20 años éste era,lo que los mexicanos llamamos “un lote baldío”. Era la nada. Un pedazo de jardín perdido hasta que DaimlerChrysler decidió comprarlo al ayuntamiento de Berlín y desarrollar un complejo de oficinas y comercios en donde el oeste y el este se conjuntaran y plasmaran la nueva cara de la Ciudad de Berlín. Todo esto bajo el ojo arquitectónico de la estrella italiana Renzo Piano.
En Potsdamer Platz se lleva a cabo la Berlinale, la cual recibe cada año en el Sony Center a estrellas de todo el mundo y proyecta cientos de películas.

La ubicación es perfecta: a dos pasos de la puerta de Brandenburgo, de la Philharmonie y de la Galería Nacional.

La estación del metro (U-bahn) es la línea U2 Postdamer Platz y del tren (S-bahn) son S1, S2 y S25 Potsdamer Platz.

Domo Sony Center en Potsdamer Platz

El lonche

Llega la hora de comer y como turista, uno no le quiere arriesgar y se va a lo seguro. NO. No caigan en ese juego de “para mí lo seguro es McDonald’s”. Les comparto que esta idea es errónea. Ni es lo más seguro ni es lo más barato. Si quieren rico, barato, seguro y local, compren una Bratwurst o una Berliner Currywurst en algún puesto los cuales hay miles alrededor de los lugares turísticos que les menciono. Los precios varían de 1.20 a 2.60 euros. Con mostazas y un pan muy parecido a la telera, es excelente. De tomar, sugiero una Bionade que no la van a encontrar en ningún lugar fuera de Alemania.

Pariser Platz

En esta plaza se colindan lugares representativos: La puerta de Brandenburgo, Unter den Linden, el legendario hotel Adlon, el Museo Kennedy y un Starbucks, esencial para: tomar un café por 5 euros e ir al baño. Los últimos dos se los pueden saltar sin problemas. Por todo Berlín hay baños públicos excelentemente bien acondicionados por 50cts de euro. No vale la pena. Imponente la puerta de Brandenburgo vió pasar a Adolf Hitler, Napoleón Bonaparte, Helmut Köhl, Bono, John F. Kennedy, Guillermo I y a ustedes. Vale la pena tomarse la clásica foto.

Fernsehturm

Símbolo del Berlín moderno, la torre de televisión (es la traducción literal) fue construida entre 1965 y 1969 en el apogeo de la Guerra Fría. La vista desde el último piso es espectacular y valen la pena los 25 minutos de espera. Sencilla, fácil y eficiente es la visita. Compras el boleto en una máquina o en la taquilla. El boleto tiene un número el cual aparece en una pantalla a la entrada de las escaleras para los elevadores. Buscas en dónde está tu serie y dice la hora exacta en la que tienes que estar en la entrada. No hay de 5 minutos más, por favor. Es a las 12PM y es a las 12PM.

Hay un bar y un restaurante en la punta por si les da hambre o sed. Es de las pocas atracciones que sí vale la pena pagar 10 euros y están en cualquier guía turística. Mientras esperan puede dar una vuelta a la Alexanderplatz. No soy muy fan de ella, pero caminen alrededor y sabrán porqué la evito. Muy turístico, muy occidentalizado. Pero, es cuestión de gustos. El precio por la “subida” es de 10.50 euros por adultos, 6.50 por niños de hasta 16 años y menores de 3 años entran gratis. No suban si está nublado, si hay neblina, si está lloviendo. No van a poder ver absolutamente nada. Un día claro o con algunas nubes es perfecto. ¿La mejor hora? En verano a las 8 de la noche, en invierno a las 4 de la tarde.

http://www.tv-turm.de/es/index.php

Berliner Dom

Mi lugar favorito de todo Berlín. Una obra maestra de la arquitectura, es la Iglesia más grande de Berlín y el centro protestante de Alemania. Una maravilla, ofrece conciertos de órgano, eventos, servicios religiosos y tours especiales. La dinastía Hohenzoller está enterrada en las catacumbas de la Catedral. Te recomiendo pagues la audio guía, de lo contrario, te perderás la explicación central y el porqué de las estatuas, del órgano y de las catacumbas. Cuesta 8 euros con la audio guía y 5 euros sin ella.

48 horas son pocas, pero si te apegas a este plan, podrás visitar la parte medular de Berlín. No, nada de campos de concentración, nada del Muro de Berlín, nada de personas masacradas. Eso lo puedes dejar para tu siguiente visita. Aparte que el campo de concentración más cercano está a una hora y el búnker de Adolfo Hitler es ahora un estacionamiento.

Mi estimado lector, Berlín es mucho más que la Stasi, que la SS y que terribles masacres. Es una Ciudad vibrante y capaz de hacer que una chilanga se sienta como en casa, sin los asaltos, ni los embotellamientos, ni los secuestros exprés. Berlín está calificada como una de las Ciudades más seguras del mundo, así es que no tengas miedo que no hay maleantes esperándote en la esquina para robarte el pretzel que te acabas de comprar. Disfruta y cuéntanos tu experiencia.

Haz click para ver las ntoas relacionadas.

1 comments

You must be logged in to post a comment.