Es extraño que minutos antes de las 12 de la noche una niña camine por la parte antigua del edificio colonial, que ahora alberga al Hotel Misión Boutique San Francisco de la Ciudad de Tlaxcala. Todo indica que está perdida. Cuando se acerca a preguntar por su mamá, nadie sabe darle señales ni mucho menos cómo ayudarla.

Quienes han hablado con ella, cuentan que desilusionada corre para perderse en “El lavadero”, lugar que pertenece a esta misma área. Su nombre lo arrastra desde hace varios siglos, porque en su buena época la gente llegaba a tallar y enjuagar sus prendas. Lamentablemente sus aguas decidieron acabar con la vida de una infanta por descuido de su progenitora.

Ésta es solo una de las leyendas que se revelan en los pasillos y habitaciones de este inmueble que data del siglo XVI. Curiosamente, algunas han sido confirmadas por sus mismos clientes, que sin conocer las historias, relatan con lujo de detalle las experiencias paranormales a sus anfitriones, quienes están dispuestos a compartir a nuestros lectores, lo que ahí sucede.

Dicen que una de las 6 suites es la más solicitada por huéspedes sensibles a eventos sobrenaturales. Ésta conserva el nombre “La Soledad”, como se denominaba anteriormente a la ganadería que daba vida a toda esta zona.

Aquellos que se llegan a instalar aseguran ser testigos de hechos escalofriantes, incluso, programas de televisión especializados, se aventuran con la finalidad de obtener las imágenes que den testimonio de estos hechos, sin embargo sus esfuerzos son en vano, al parecer se requiere de mucha fe y paciencia.

El último relato generado brota desde la fuente del lobby. Su toque especial es la imagen de un guerrero con las piernas abiertas visible cuando está encendida. Su construcción se desprende de una pared que originalmente albergaba una escalera, donde hace muchísimos años fusilaron a cientos de personas. Esto origina la idea fiel de que al acercarse a ella se escuchan lamentos de ultratumba.

Y para aquellos escépticos en el amor, existe una hermosa leyenda en torno a la fuente conocida como “La Paz” (1861), localizada en uno de los tres patios centrales de la parte antigua del edificio. Su creación es la muestra del sentimiento más puro que puede tener un hombre enamorado, cuando el suspiro de su prometida deja de existir.

Antes de llegar al altar ella muere a causa de una enfermedad. Para sobrellevar su dolor manda a edificar este monumento en su honor. Según cuentan, cada noche ruidos extraños provienen desde su interior. ¿Será que las almas de estos enamorados se unen para disfrutar lo que en vida no pudieron gozar?

Gracias a la fascinante atmósfera que envuelve al hotel y a su ubicación frente a la Plaza de la Constitución del Centro Histórico de Tlaxcala, se crea el escenario perfecto para ser parte de dichas narraciones.

En el lecho con y sin fantasmas
Este edificio que se adaptó como hotel, es uno de los más tradicionales e importantes de la ciudad por su arquitectura colonial que con el tiempo tomó una personalidad ecléctica, es decir, tiene una mezcla de estilos, sin embargo sobresale el neoclásico.

Durante la colonia se reconoció como la casa del gobernador de la antigua Provincia de Tlaxcala y en la actualidad es un monumento resguardado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

En el año 2010 la cadena Hoteles Misión renta este espacio e imprime en un diseño de interiores que busca resaltar la mexicanidad, siempre tratando de respetar su estilo e idea original, para evitar algún daño a esta construcción.

Cuenta con 68 habitaciones y seis suites que brindan servicios como televisión con sistema de cable, calefacción, baño con tina e Internet inalámbrico de cortesía. Se puede disfrutar de su amplia alberca, restaurante con lo mejor de la cocina regional, cancha de tenis y jardines.

Su bar está ataviado con elementos taurinos que acogen y aseguran un gran momento de relajación y esparcimiento. Y para combinar, su lobby cuenta con vitrales en los que figura una “moña”, adorno que se coloca en el lomo del toro cuando sale a corrida. Seguramente aún no son expuestos al público, ya que por una granizada que cayó en mayo están en remodelación.

Sin embargo esto no impide maravillarse a través de sus leyendas y dejarse llevar por el placer de vivir una confortable estancia con o sin fantasmas.

Servicios que se extienden
Para los que prefieren alejarse de las leyendas, la cadena cuenta con otra propiedad en esta ciudad. El Hotel Misión Tlaxcala, un edificio de carácter conservador, que cuenta con alberca, cancha de tenis, casino y un restaurante.

Aquí la sensibilidad se hace mayúscula cuando la cascada que se ubica frente al inmueble seduce con su delicada caída, misma que arrulla y refresca al compás de los sonidos que desprende la tranquilidad de la noche.

Información útil
La Secretaría de Turismo del estado, junto al Tranvía de la Ciudad, organizan cada fin de semana una serie de visitas guiadas. Mientras los turistas admiran cada rincón de este edificio y se deleitan con sus leyendas, se les incita a probar el tradicional pulque y a degustar un delicioso pan de la región.

Para mayor información consultar en www.hotelesmision.com o comunicarse a través de coordinaciongrupos@hotelesmision.com.mx o llamar al 5209 1700. Sin costo 01 800 900 3800.

0 comments

You must be logged in to post a comment.