El olvido individual es un síntoma, la amnesia colectiva es un cáncer.
Víctor Salcido

CÁNCER DE OLVIDO

Por Tere Resa

Olvido, marginación, hambre, manipulación, ignorancia, tortura, parece ser el devenir del mexicano contemporáneo. ¿Qué puede esperar un connotadísimo escritor en una sociedad en decadencia? Nada, más que el mero sacrificio. Puede ser valiente y decir muchas verdades, pero puede costar la vida. ¿Tiene seguidores? Claro que sí, aunque va de por medio, para ellos, la pérdida de la libertad.

El autor y director de la obra Cáncer De Olvido es Víctor Salcido, joven dramaturgo, guionista de cortometrajes, músico y un gran observador de la realidad mexicana.

El argumento es el siguiente: Martín Serrano es un notable escritor mexicano que influye en la mente de muchos lectores, pues deja al descubierto, en su obra literaria, la corrupción y todas las situaciones oscuras que se dan en el nuevo régimen militar. Es el año 2012, después de las elecciones. Diez personajes aparecen en escena, pero un solo actor les da vida: el extraordinario Roberto Sosa.

Cáncer de Olvido es una obra llena de símbolos. Aparecen una silla, un retrete, una escalera; un atril con la bandera nacional del hipotético país con un guajolote que dialoga con una lombriz; una enorme virgencita de Guadalupe sui géneris. La ausencia de color como protagonista y el humo que invade el espacio escenográfico y butacas son el pensamiento olvidado. La palabra reprimida; el autor reducido a nada; el régimen que autoriza lo que se ha de pensar, decir y hacer; el “feliz mundo” de los ignorantes, de los tontos, de aquellos que no son capaces de cuestionar, que lo aceptan todo, que lo reproducen todo.

Es la denuncia de la crisis de Valores e Instituciones Universales. Por eso todo es negro. Por eso a la palabra se le adora; se le condena; se le usa; se le premia. Por eso todo es negro. Por eso es un monólogo. Porque es el diálogo mente-corazón. Por eso todo es negro: se muere de cáncer, y, en el cerebro, el cáncer es el peor.

Pero la enfermedad del mexicano no está en el cerebro, está en la mente. Porque no recuerda, porque se le olvida, porque no tiene caso aprender, porque no tiene caso pensar, reflexionar; porque no tiene caso tener un proyecto de vida ¿Para qué? Todo se destruye. ¿Para qué recordar? Es más sano olvidar aunque se traicionen los propios ideales para salvar la integridad humana.

Cáncer De Olvido se presenta todos los jueves a las 20:30 horas en el Teatro Xola-Julio Prieto. Más información http://fidteatros.com.mx/

2 comments

    1. Querido yo:

      Me alegra que hayas leído la reseña. Mira, yo recomiendo la obra para mayores de 16 años, pues la temática es un poco complicada para comprenderla totalmente.
      Saludos,

      Tere

You must be logged in to post a comment.