Momentos muy especiales se viven en Casitas Maraika, un espacio enclavado en la Bahia de Banderas, Jalisco. Ideal apra los fines de semana o temporadas de vacaciones, incluso sus espacios permiten la relajación y solitud indicada para los grupos de yoga.

A tan solo 30 minutos del Aeropuerto de Puerto Vallarta, comienza el recorrido en lancha desde el poblado de Boca de Tomatlán donde se encuentra Casitas Maraika, un santuario de bienestar integral, en donde además de convivir con la naturaleza, se llevan a cabo diversas actividades, para hacer de la estancia de sus visitantes, una experiencia inigualable.

Para fiestas privadas el lugar se puede reservar por completo, o bien para reuniones de amigos, o simplemente para meditar y vivir una experiencia única. Se adapta a los gustos y necesidades de sus huéspedes, quienes podrán disfrutar de actividades como masajes de relajación, paseos en panga, buceo ó snorkeling, pesca, kayaks, jet-sky, canopy, paseos a caballo y temazcal, entre otras.

 También se llevan a cabo grupos de yoga, ya que Casitas Maraika cuenta con una plataforma de 100 metros cuadrados ideal para realizar actividades al aire libre y a la orilla del mar. También es ideal para llevar a cabo retiros y cursos que se imparten durante todo el año.

Casitas Maraika ofrece sus tres villas Libélula, Colibrí y Luciérnaga, todas personalizadas y con un ambiente rústico chic las cuales, llegan a hospedar hasta 26 personas en total, junto con todas las comodidades para poder obtener un pleno descanso y bienestar.

En Medusa, se encuentra el restaurante en donde se preparan platillos de la cocina local, así como bioenergéticos, ideales para la estancia de grupos que buscan espiritualidad en todos los sentidos. Cuenta con sala de lectura, salón de juegos de mesa e internet inalámbrico. 

Para mayor información y reservaciones puede accesar al sitio de internet www.casitasmaraika.com

1 comments

You must be logged in to post a comment.