La ficción es la verdad dentro de la mentira

Stephen King

Por Tere Resa

Hoy hablaré sobre un libro que, me atrevo a decir, es ya un clásico de las novelas de terror.

Quiero decirte, en primer lugar, que necesitas tener el estómago ligero para aguantar las emociones más horripilantes que aquí se narran; en segundo lugar, tienes que leer durante el día para que puedas dormir sin dificultad por la noche; en tercer lugar, no te dejes influir por la película ni por la puesta en escena. Deja que tu imaginación vuele y te asombrarás.

Esta historia se tiene que leer despacio para que no te indigestes mental, emocional y fisiológicamente. Esta historia no es apta para cardiacos; tampoco para cualquier tipo de persona. Se necesita ser un poco detective y un poco médico y así, solamente así, disfrutarás en plenitud la macabra historia escrita por Stephen King: Misery.

La novela trata sobre un famoso escritor norteamericano, Paul Sheldon, y una enfermera bipolar en grado extremo, que resulta ser una gran lectora de este autor. Debes saber que Paul ha construido un personaje de gran impacto entre la sociedad femenina de su época–Misery- y éste desea probarse a sí mismo como un ser capaz de crear otro tipo de personajes y tramas. Para ello, ha ido a la cabaña a escribir su nueva historia. Es invierno, ha nevado y, cuando emprende el regreso a su casa, sufre un terrible accidente automovilístico y queda inconsciente y, sabemos después, con las piernas rotas.

Afortunada y desafortunadamente, pasa por allí Annie, quien lo rescata y lleva a su casa. Mientras está a su cuidado, la enfermera descubre que el accidentado es el autor de su personaje favorito. Hasta este punto la historia que aquí te cuento porque lo interesante es DESCUBRIR cómo se van desarrollando los acontecimientos.

Es hijo literario de Edgar Allan Poe, Mary Shelley, H. P. Lovecraft, William Faulkner… La historia está narrada en tercera persona. Los personajes son de nuestros tiempos. Para lograr la sensación de miedo en su lector, lo que hace King es generar las emociones que van ligadas a ese sentimiento a base de descripciones magníficamente logradas de manera clara y directa. La obra está dividida en cuatro capítulos y cada uno en subcapítulos. Además, exige a su lector poner mucha atención y observar los detalles para ir construyendo la película en nuestra mente. Ésa es la magia de este libro.

Un personaje secundario que no es de carne y hueso es la codeína, que es una sustancia sacada del opio. Es parecida a la morfina. Crea dependencia en altas dosis. Annie lo sabe; Paul, no. Ella se lo administra en cantidades muy bajas con el único fin de calmarle el dolor y ayudarlo a descansar; él busca el fármaco con el fin de evadir la realidad, pues se siente atrapado en una pesadilla.

¿Por qué intitulé esta reseña Una novela dentro de una novela? Porque son dos en una, retomando la estructura de las viejas historias de la Edad Media. Notarás en un estilo de fuente cómo se va desarrollando la novela de King, en otro el pensamiento del escritor y en otra (fuente Lucida Sans Typewriter para recordar la vieja tipografía de las primeras máquinas de escribir mecánicas) la de Paul Sheldon. Este recurso es muy frecuente en la pintura. Recuerda Las Meninas de Diego Velázquez.

Este prolífico autor nació en los Estados Unidos el 21 de septiembre de 1947. Algunos de sus libros han sido llevados exitosamente a la cinematografía mundial como Carrie, El resplandor y La milla verde. Ha recibido muchos premios, entre ellos el National Book Award. También ha incursionado en el género de ciencia-ficción.

Si te interesa disfrutar de esta aventura literaria, el libro lo encontrarás en las casas editoriales Debolsillo y Plaza & Janes.

2 comments

  1. Julia Segura

    ¡Híjole! Nada más de leer esta increíble reseña, corro a conseguir el libro. No cabe duda que a veces las películas influencian de manera negativa la percepción de una novela. Pero no debemos dejarnos llevar por las apariencias porque la mayoría de las veces –si no es que siempre– el libro nos aporta mucho más que la película… ¡qué emoción! ¡a leer Misery!

    1. Julia, muchas gracias por tu comentario… La intención es invita a la lectura. Si lo logré, misión cumplida.

You must be logged in to post a comment.