UN TRIBUTO AL MAESTRO CARLOS FUENTES

 


¡Ay, pero como tarda en morir el mundo!

Carlos Fuentes

Por Tere Resa

Una de las obras maestras de Carlos Fuentes en el manejo de ambientes físicos y psicológicos es Aura, novela corta del subgénero de terror, con desenlace abierto, relatada en segunda persona, en donde tú, _________________,* mi estimado lector, te conviertes en Felipe Montero, el joven historiador recién egresado de la Universidad de la Sorbona.

Existe una condición que no viene escrita en el aviso de ocasión: no salir de la vieja casona de Donceles No. 815, Col. Centro. Allí el protagonista vivirá mientras esté trabajando en la traducción de las memorias del General Llorente.

Conforme la historia va avanzando, empiezan a saltar ciertos detalles que no se han incluido en este texto y que ya existen: la luz eléctrica, el baño con regadera, los clósets y los libreros, etc. Es ya la mitad del siglo XX. ¿Qué pasa?

Consuelo y Aura viven en una época alterna, que se ubica en el año de 1888. En ese momento, el Modernismo está en auge y Porfirio Díaz ha traído el esplendor al centro de la Ciudad de México. El francés era la segunda lengua obligada a hablar, París estaba de moda. Rubén Darío y José Martí eran los poetas por antonomasia. El General Llorente y Consuelo radicaban en la Ciudad Luz.

Hay más rarezas. Aura es muy joven para vivir encerrada con una anciana de 109 años de edad que vive prácticamente enclaustrada en su cuarto y rezando la mayor parte del tiempo ante un altar. A la hora de comer, se ponen cuatros servicios cuando ellos son solamente tres. El platillo que sirven siempre es riñones con tomates asados enteros con una buena copa de vino tinto. Felipe oye el maullido de los gatos, pero no hay tales. Aura degüella chivos, pero no es la joven de ojos verdes de siempre. ¿De qué se trata? ¿De un ritual?

Los colores que dominan a lo largo del texto son: verde, amarillo, gris obscuro. ¿Serán los colores del aura? ¿De quién es el aura? ¿Qué sucedió en el Cerro de las Campanas en 1859 que te obligó a exiliarte en Francia? Sensualidad en todos los órdenes y en todo momento. ¿Por qué Aura va haciéndose vieja a pasos agigantados? ¿Qué es tuyo, Felipe Montero?

Heredero del Modernismo, Carlos Fuentes incursiono entre 1950 y 1970 en el movimiento literario llamado Boom latinoamericano, nombre que recibió debido al éxito editorial que tuvieron autores como Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa, Julio Cortázar y José Donoso. Recibieron influencia del Vanguardismo, por lo que su literatura se convirtió en un laboratorio de experimentos narrativos. Fuentes trabajó en Aura la vida de la muerte.

De lenguaje creativo y pensamiento crítico, Carlos Fuentes nació en Panamá el 11 de noviembre de 1928 y recién murió en la Ciudad de México el 15 de mayo de 2012, a los 83 años de edad. Radicó en varios países del continente americano debido a que su padre era diplomático. Vivió en París, Buenos Aires, Chile y México. Escribió, entre otros, La muerte de Artemio Cruz, La región más transparente, Terra nostra, Gringo viejo, El espejo enterrado y está por salir Federico en su balcón. Recibió el Premio Cervantes y el Premio Príncipe de Asturias de las Letras y nominado en varias ocasiones al Premio Nobel de Literatura.

Se recomienda esta obra de amor, pasión, olvido y muerte para mayores de 15 años debido a su complejidad de contenido y narrativa. Se encuentra editada por la casa editorial ERA.
* Escribe tu nombre en el espacio en blanco.

2 comments

    1. Muchas gracias por tu comentario, Maricela. Espero que sean muchos lectores que se atrevan a releer esta magnífica novela.

You must be logged in to post a comment.