El verano ya está aquí y qué mejor que ir al lugar más famoso de Arizona y una de las 7 maravillas naturales del mundo: ¡el Gran Cañón del Colorado!

 

El Gran Cañón es una maravilla natural que no puedes dejar de visitar. Cuenta con un kilómetro y medio de profundidad, casi 500 kilómetros de longitud, es visible desde el espacio y es hogar de una del las especies de pájaros más raras del mundo: el Cóndor de California. No sólo es un verdadero deleite el apreciar esta increíble formación milenaria y los atardeceres que se pierden en su inmensidad, sino que además te ofrece emocionantes actividades que harán de estas vacaciones una experiencia que marcará tu vida para siempre.

 

¿Cómo Llegar al Gran Cañón?

 

Lo primero que tienes que hacer es llegar a la ciudad de Phoenix, capital del estado de Arizona, ya sea por carretera o por avión al Aeropuerto Internacional de Phoenix Sky Harbor. Una vez ahí, renta un coche y toma camino hacia el norte del estado con dirección al Parque Nacional del Gran Cañón. Aunque el tiempo estimado para llegar es de cuatro horas, la ruta panorámica te hará olvidar el tiempo y concentrarte en los increíbles paisajes que te abrirán paso, incluyendo a la espectacular ciudad de Sedona que está justo a la mitad del trayecto. Tan pronto como llegues a la ciudad de Flagstaff o a la ciudad de Williams, sabrás que te encuentras muy cerca del Parque Nacional del Gran Cañón.

 

¿Qué hacer al llegar?

He aquí algunas sugerencias para que pases unas vacaciones espectaculares en el Gran Cañón:

 

  1. Tren. A bordo del tren que va desde Williams hasta el Parque Nacional (y que en invierno se convierte en el Polar Express), podrás ir observando la fauna del lugar a través de las ventanas: ¡desde alces y pumas hasta águilas calvas! Una excelente opción para los niños.
  2. Mula. Imagínate pasear en mula por el cañón, desde una hora hasta todo el día, será ¡una experiencia inolvidable y llena de adrenalina!
  3. Caminando. Guiados por un experto, además de hacer senderismo, todos aprenderán mucho sobre la geología e historia de la zona, e inclusopodrán observar las pinturas rupestres de los antiguos pobladores del lugar.
  4. Bicicleta. Sigue la carretera histórica Hermit Road ¡y no darás crédito al majestuoso panorama que se extiende al lado del camino!
  5. Helicóptero o avioneta. Vive la excitante sensación de volar en helicóptero o avioneta y al mismo tiempo admirar la belleza del Gran Cañón desde la mejor perspectiva de todas. No hace falta decirte que te quedarás sin aliento.
  6. IMAX. ¡Sí! la película “Gran Cañón” se exhibe en el Centro de Visitantes de National Geographic. Esta súper producción seguramente te dejará con ganas de volver el próximo año pero esta vez haciendo rafting… ¿te atreverás?

 

Si a tu itinerario de viaje deseas añadir una visita al Skywalk -la famosísima plataforma de vidrio en forma de herradura que se encuentra en el lado este del cañón- deberás tomar en cuenta que te llevará unas cinco horas llegar por carretera. ¡La experiencia realmente valdrá la pena!

 

Así es, todo eso se puede hacer en el Gran Cañón y todas las actividades son aptas para niños y adultos.  Sin embargo, recuerda verificar las edades requeridas para cada una de ellas y armar un itinerario previo considerando varios días de estancia en la zona, para que disfrutes al máximo tus vacaciones. Ahora sí, ¡todos listos para la gran aventura en el Gran Cañón!

 

Información y fotografías: Oficina de Turismo de Arizona.

 

 

 

0 comments

You must be logged in to post a comment.