Dreamliner llega al Continente Americano. Ni la lluvia ni la intensa niebla impidieron que ayer al mediodía LAN Airlines presentara su nuevo B787, más conocido como Dreamliner, con un sobrevuelo inaugural por la capital chilena, transportando prensa especializada de todo el continente. Por la tarde hizo lo mismo con distintos operadores turísticos, entre ellos, una comitiva de unos 10 directivos argentinos. La máquina más grande fabricada por Boeing busca ofrecer a los pasajeros una experiencia de viaje distinta a la habitual.

La presentación estuvo a cargo del vicepresidente de Asuntos Corporativos de LAN, Pablo Querol, quien dijo que por cuestiones de certificación internacional, el B787 operará durante 6 meses, desde el 1° de octubre, la ruta Santiago/Buenos Aires. La elección se explica por la cercanía y porque allí cuenta con bases de mantenimiento para seguir de cerca el acondicionamiento de la aeronave, que luego pasaría también a volar Santiago/Lima.

Según explicó Querol, por el momento no está previsto que el B787 siga volando a BUE luego de estos 6 meses iniciales, sino que reforzaría la malla de la compañía en Estados Unidos, Europa y tal vez San Pablo, pero aún no está definido. Al término de 2013, LAN contará con 5 de estos aviones, de los 32 que tiene encargados a Boeing.

La experiencia para el pasajero en el Boeing 787

El 787 trae un diseño innovador, vanguardista y armonioso.

  • – Con un sistema electrónico de oscurecimiento de las ventanillas e iluminación dinámica, permite crear una mejor ambientación luminosa. De esta forma, prepara al pasajero para las distintas etapas durante el vuelo (día, noche, etc.) y para la zona horaria a la que está arribando.
  • – Ventanillas más grandes: las ventanillas de este avión cuentan con un 40% más de superficie que las actuales, lo que le permitirá a todos los pasajeros (de todas las filas) mejorar su visibilidad durante el vuelo teniendo una mejor vista.
  • – Tiene 30% más de espacio para almacenaje de equipaje de mano.
  • – La aerodinámica y tecnología del Boeing 787 incorpora tecnología que permite reducir el impacto que siente el pasajero debido a la turbulencia. Además, la presurización de su cabina a una menor altitud (6.000 pies en vez de 8.000), tendría como resultado la reducción de dolores de cabeza u otros síntomas que pueda experimentar un pasajero al volar.
  • – La cabina incorpora nuevas técnicas de humidificación de aire, disminuyendo considerablemente la fatiga y sequedad, asociadas a los viajes largos.

El pasajero podrá tener un viaje más placentero gracias a la tecnología en sus motores que los hacen menos ruidosos tanto para dentro y fuera del avión.

Información: Magna Comunicaciones

0 comments

You must be logged in to post a comment.