Queridos lectores acabo de regresar de Africa y una de las grandes preocupaciones durante mi viaje fue la salud. Qué vacunas se requieren, qué medicinas debía llevar y cómo adquirirlas en la farmacia. Muchos destinos no imponen grandes riesgos al respecto, sin embargo otros nos exponen a la carencia de atención médica calificada y el adecuado suministro o incluso el acceso a medicinas pueden complicarse.

No se puede viajar con un botiquín que contenga la cura para todas las enfermedades, pero estar informado puede ayudar. Hay especialistas, asociaciones y empresas que durante años se han dedicado a orientar y tratar al viajero y que cuentan con representantes certificados en casi todos los países. (Si estas buscando uno, nosotros te podemos orientar, sólo tienes que mandarnos un correo a aliciaboy@gmail.com, nosotros mismos utilizamos estos servicios cuando viajamos a Africa, Asia y Centro y Sudamérica).

El riesgo de enfermar para los viajeros internacionales durante el viaje tiene las siguientes estimaciones:
Sobre 100,000 viajeros a países en desarrollo durante 1 mes:
– 50,000 desarrollarán algún problema de salud
– 8,000 consultarán al médico
– 5,000 estarán con reposo en cama
– 1,1000 estarán incapacitados en el trabajo
– 3,00 estarán en atención hospitalaria
– 50 tendrán que ser evacuados de su destino de viaje
– 1 fallecerá por su enfermedad adquirida durante el viaje
(Spira AM, Preparing the traveler, Lancet 2003, 361: 1368-81)

Anualmente de 50 millones de viajeros a los países en desarrollo, 4 millones (8%) requieren atención médica durante o después de los viajes. Por este motivo todas las personas quienes planean viajar deben conocer muy bien los riesgos potenciales de los países visitados y tomar las medidas preventivas para reducir y minimizar el daño potencial a la salud.

Precauciones para tu salud

Al planear un viaje es necesario revisar si en el destino que se visita existen algunas enfermedades contagiosas, para poder vacunarse o tomar medidas preventivas.

Esto debe hacerse tres semanas antes de partir, pues ciertas dosis surten efecto en ese lapso de tiempo y algunas vacunas tienen efectos secundarios como dolor muscular que no querrás tener mientras estas viajando.

Al recibirla, es indispensable solicitar un comprobante de aplicación, pues muchos países lo piden para ingresar a su territorio.

Además, hay que conocer la duración de la inmunidad; por ejemplo, la vacuna contra la hepatitis A dura 10 años y la de la fiebre tifoidea menos de tres.

Antes de viajar conoce las enfermedades a las cuales puedes estar expuesto.

Éstas son las principales enfermedades a las que un viajero es vulnerable cuando recorre el mundo:

Fiebre amarilla
· Presente en algunos países de Centro y Sudamérica, y en el África subsahariana. Se transmite por la picadura de un mosquito.
Hepatitis A
· Contagiable en todo el mundo excepto en el occidente de Europa, Estados Unidos, Canadá y Australia. Se adquiere por consumir agua o alimentos contaminados.
Fiebre tifoidea
· Aunque su vacuna es de poca duración, se recomienda recibirla si se viaja a zonas tropicales de Asia, África y América. El contagio es el mismo que el de la hepatitis A.
Enfermedad Meningocócica
· Presente en el centro de África, se transmite por contacto con personas infectadas.
Encefalitis Centroeuropea
· Con casos en regiones rurales de Polonia, Rusia, República Checa y Ucrania. Se produce por la picadura de una garrapata infectada.

Generalmente los destinos con mayor riesgo de contraer estas enfermedades son África, sobre todo al sur del Sahara, Sudamérica en la región amazónica y Asia (la zona de Japón es la menos peligrosa).

Las infecciones respiratorias, por ser de expansión veloz, no cuentan con un destino de riesgo en particular: por ejemplo la gripe aviar, que tuvo su brote en una provincia de China, se expandió tres meses después a Hong Kong y Vietnam, y por medio de viajeros infectados no tardó en llegar a América del Norte, pasando por diversos países europeos.

Alerta aérea
Según la OMS, los aviones son uno de los lugares más eficaces para transportar virus. Un sólo enfermo, entre los más de dos millones de pasajeros que viajan al año, puede ser un foco de infección, sobre todo de enfermedades respiratorias porque son espacios muy cerrados, el aire recircula y la gente se encuentra en estrecho contacto. Las infecciones con riesgo de contagio más comunes en los aviones son el catarro, la influenza, el SARS, la tuberculosis y la varicela.

Aquí en México la Dra. Elizabeth Macias Barrera (www.saludenviaje.com) ofrece servicio a los viajeros:

Administración de vacunas
Asesoría y Prevención en la salud del viajero
Emisión del Carnet internacional de vacunación
Tratamiento preventivo contra Malaria/Paludismo
Kit médico personalizado
Seguro médico de viajes
Clínicas Internacionales del Viajero
Examen físico detallado a su regreso
Asesoría médica 24 hrs online sobre seguridad y condiciones de viaje por país.

La Dra. elizabeth Macías dispone de vacunas contra la fiebre amarilla y hepatitis A y B, y ofrece medicamentos para prevenir la malaria, ya que son los padecimientos más recurrentes entre los viajeros mexicanos.

Pero hay enfermedades que se pueden contraer durante una travesía, para las cuales aún no existen remedios, como el dengue, cuyos síntomas son fiebre repentina, dolor en articulaciones, cabeza y músculos. Se adquiere con la picadura de un mosquito portador, y se presenta en zonas tropicales de América, África y Asia. Para evitar contraer este mal se deben adoptar ciertas medidas, como usar repelente, ropa que cubra la mayor parte del cuerpo y rociar con insecticida la habitación en la que se pernocta.

Otro padecimiento común es la enfermedad de Chagas, que en México se presenta principalmente en zonas calurosas del suroeste del País, y se produce por la picadura de la popular “chinche besucona”. Los síntomas de esta enfermedad son fiebre, hinchazón de un ojo y malestar general. Tampoco hay vacuna y, para evitar contagios, se debe revisar y limpiar la habitación diariamente, así como alejar a los animales domésticos.

Dengue, paludismo, fiebre amarilla, peste, enfermedad de Chagas, Enfermedad del sueño (Tripanomiasis africana y americana): Zonas tropicales. Otras enfermedades: Filariasis (distintas especies), Encefalitis japonesa, Rickettsiosis, Leishmaniosis, Fiebres hemorrágicas, Tifus, …

Prevención de las enfermedades que se transmiten a través de artrópodos:
1° Utilizar mosquiteras y repelentes de insectos, tanto corporales como para la ropa.
2° Utilizar ropa que cubra partes descubiertas del cuerpo sobre todo al amanecer y al atardecer.
3° Si zona de Fiebre amarilla: Vacunación. Si zona de paludismo: Quimioprofilaxis adecuada.

Amibiasis, cólera Tifoidea, Shighelosis, Hepatitis A, Diarrea del viajero
Otras enfermedades: Dracunculosis, Paragonimiasis, Poliomielitis, Giardiasis, Toxoplasmosis, Helmintos intestinales, Triquinosis, Balantidiosis, Cryptosporidiasis, Cyclosporiasis, Brucelosis, Intoxicaciones alimentarias (Estafilococo, Salmonelas, Botulismo, Ciguatera,…), etc. Casi universales.

Profilaxis de las enfermedades que se transmiten por vía oral:
1° No beber agua de procedencia sospechosa, ni poner “cubitos de hielo” a las bebidas.
2° No comer ensaladas, verduras, carne o pescado crudos sin garantías de higiene.
3° Si zona endémica de Paragonimiasis: No comer crudos los cangrejos de río.
4° Vacuna contra Fiebre tifoidea y Hepatitis A.

Esquistosomiasis(o Bilarziosis) Baños en ríos y lagos agua dulce Zonas tropicales Picor , manifestaciones digestivas o genitourinarias (según especie) Eficaz Alto

Otras enfermedades: Difteria, Tungiasis, Miiasis, Leptospirosis, Larva migrans cutánea, Lepra, Mordeduras y picaduras de animales venenosos, Insolación, Mal de altura, Jet lag, Accidentes de tráfico, etc.

Medidas de profilaxis más importantes para estas enfermedades :
1° No andar descalzo por el suelo.
2° No bañarse ni mojarse con agua de ríos o lagos de zonas infestadas por esquistosomas.
3° Si jet lag: Tomar un somnífero suave y descansar tras el viaje.
4° Evitar el contacto con animales desconocidos.
5° Si viaje en barco, un medicamento contra el mareo.

Es importante prevenir estos riesgos y viajar con un seguro médico. No dudes en consultarnos antes de salir a tu próximo viaje.

1 comments

You must be logged in to post a comment.