Texto y fotografía: Carla Torres

Finalmente llego el día esperado en la Ciudad de México: Diner en Blanc , el día de vestirse de blanco, empacar mesas, sillas, vajillas, canastas, deliciosos platillos, elegir flores y salir a la aventura en un lugar secreto para reunirse con los amigos en un picnic chic.

El recuento de la noche 

Vestida de blanco y lista para empezar la noche. Llegue a un estacionamiento en Chapultepec, justo a donde me citaron. Ahí empecé a disfrutar del evento, viendo como de una forma totalmente ordenada, los invitados estacionaban sus autos, abrían cajuelas, sacaban los implementos y los llevaban hasta los compartimentos de equipaje de los autobuses que nos llevarían al sitio donde celebraríamos  el increíble picnic.

Nos subimos a los autobús, que salieron con rumbo desconocido. Ninguno de nosotros sabíamos donde se llevaría acabo.Repasabamos en la mente la lista de lugares posibles. Conforme avanzábamos entre el tráfico, mis opciones iban siendo eliminadas: El Castillo de Chapultepec, la Estela de Luz, el Monumento de la Revolución. Ninguna de estas fue la elegida.

Después dimos vuelta en Av. Juárez y pensé en la explanada de Bellas Artes, pero también la pasamos de largo. De repente sobre eje central, empecé a observar la marcha de ciudadanos vestidos de blanco caminando por la acera dispuestos a retomar los espacios públicos de nuestra urbe. Eran ríos de gente cargando mesas, sillas, canastas, flores, y por fin nuestro destino final….. La Plaza Manuel Tolsá. Era increíble para mi pensar que nos entrábamos en pleno corazón del Centro Histórico de la Ciudad.

Con una ubicación privilegiada, enmarcada por el impresionante edificio que alberga el MUNAL, Museo Nacional de Arte, el majestuoso Palacio de Minería, el monumental Palacio Postal y la estatua ecuestre de Carlos IV conocida como “El Caballito”, obra maestra de Tolsá, se convirtió en el lugar perfecto para dar al mundo una muestra de lo hermosa que es la Ciudad de México.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La escena era increíble: La Plaza se vistió elegantemente de blanco con vestidos, abrigos, sombreros y mucho glamur. Impecables y arregladas  mesas decoradas con flores, candelabros, velas, globos, rehiletes, todo preparado para disfrutar una cena con platillos en su mayoría tipo gourmet acompañados de exquisitos vinos o  champaña.

El objetivo se estaba cumpliendo  entre risas y plática de viejos y nuevos amigos: 1250 personas reunidas disfrutamos  de un espacio público y festejamos el amor a la vida.

A las 8:00 de la noche, oficialmente empezó la fiesta, con la ceremonia de la “Toma de la Plaza”, agitando las servilletas como señal de alegría y compañerismo.

Paz y unión se respiraban en el aire, la plaza se pintó con luces de bengala y  se soltaron cientos de globos blancos.

Un hecho: el calor humano venció al frío.

Durante la cena, la música nos acompañó con las voces de Gabo (Mandarina Jazz), Janette Chao, Diana Peralta y Michel  Giglia que dio un toque francés al cantar La vie en rose.

Despúes, el DJ puso el ambiente en la plaza y todos a bailar, disfrutando y pasando definitivamente, un momento inolvidable.

Además, se realizaron 2 concursos: Mesa mejor decorada y pareja mejor vestida. El premio estuvo a la altura del evento: 2 noches en el Hotel Four Seasons Punta Mita.

Diner en Blanc México es el resultado del compromiso por parte de Eduardo Uribe y  Fernando Botero y Camila Botero al querer mostrar su pasión por México.

¡¡¡Ah esperar el siguiente Diner en Blanc en México.!!!

 

http://mexicocity.dinerenblanc.info

www.facebook.com/DinerEnBlanc.Mexico

twitter.com/DinerEnBlancMx

 

0 comments

You must be logged in to post a comment.