Exposición La sociedad y el tiempo maya llega a la Ciudad de México, tras presentarse en Bogotá y Medellín, en Colombia, y en Seúl, en Corea del Sur. Compuesta por 96 piezas prehispánicas procedentes del Museo Regional de Yucatán “Palacio Cantón”, la exposición se exhibirá a partir del 23 de noviembre

A poco más de un año de haber comenzado su recorrido la exposición arriba al Museo Nacional de Antropología (MNA), donde se exhibirá a partir de hoy.

Tras ser admirada por más de 200 mil personas, desde el 27 de octubre de 2011 hasta el 28 de octubre de este año, la muestra compuesta por 96 piezas prehispánicas procedentes del Museo Regional de Yucatán “Palacio Cantón”, podrá ser apreciada por el público mexicano en la Sala de Exposiciones Temporales del MNA.

Sobre la exposición

La muestra destaca el avanzado conocimiento astronómico, matemático y de escritura alcanzado por esta civilización y detalla sus sistemas calendáricos: el sagrado conocido como Tzolk’in de 260 días, el Haab’ o calendario civil de 365 días, así como el de Cuenta Larga (Tziikhaab), que abarcaba 5,125 años y marcaba el cambio de una era; esta última comenzó el 11 de agosto de 3114 a.C. y culminará el 21 de diciembre de 2012.

Objetos de cerámica, metal, concha y piedra, entre los que destacan la escultura de un Chaac Mool, un incensario antropomorfo con pectoral que representa al dios del sol, y una figura de tortuga con rostro humano emergiendo de sus mandíbulas, forman parte de la exposición organizada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta).

Asimismo, se exhibe un recipiente cerámico en cuya tapa tiene la figura de un pájaro, un vaso policromo con escritura, y otro decorado con la imagen de una serpiente, además de una estela o lápida con caracteres que aluden a Venus, y un par de platos con dos venados pintados, glifos de estrella a sus costados y una flor calendárica.

Complementan la exposición una serie de fotografías de gran formato (1.20 m por 80 cm), de zonas arqueológicas donde se asentó la antigua civilización maya, además de imágenes de los códices Dresde, París y Madrid o Trocortesiano; del fenómeno del equinoccio, así como de diversos aspectos de sus actividades rituales.

También se presentan un par de maquetas hechas en fibra de vidrio, de la Zona Arqueológica de Chichén Itzá (Yucatán), una de ellas, de la Pirámide de Kukulcán, destaca por que mediante la proyección de una luz que simula los rayos del Sol, se crea una sombra en forma de serpiente que desciende por dicha edificación, tal como ocurre durante el equinoccio de primavera.

El 2012 despierta la curiosidad del mundo

En las distintas sedes donde se ha presentado la exposición, el público ha mostrado su interés por la cultura maya, particularmente en este 2012, en lo concerniente a su concepción cíclica del tiempo y al fin de una era.

Al respecto, Abraham Guerrero, director del Museo “Palacio Cantón” y curador de la muestra, comentó que “hoy se escuchan voces que malinterpretan el calendario maya, y lo leen desde una perspectiva occidental: suponen que lo que ellos anunciaban como el fin de un ciclo es el fin de los tiempos, cuando eso es un contrasentido desde la perspectiva mesoamericana”.

Añadió que ningún códice hace referencia a diciembre de 2012 como fecha del fin del mundo, ni tampoco los contextos arqueológicos (inscripciones, grabados o pinturas encontrados en estelas, muros o cerámica); “estos materiales refieren principalmente a asuntos políticos y sociales de las élites mayas, como guerras, captura de gobernantes y esclavos, sucesiones al trono por herederos o sacrificios”.

Con un sentido didáctico, dijo, la exposición pretende explicar la manera en la que el tiempo estuvo ligado a la vida ritual y cotidiana de los antiguos pueblos mayas, a través de objetos que datan de los periodos Clásico (300 – 1000 d.C.) y Posclásico (1000 – 1500 d.C.).

Mitología y astronomía

Por su parte, el arqueólogo Orlando Casares Contreras, investigador del Centro INAH-Yucatán, y también curador de la muestra, detalló que ésta se divide en seis núcleos temáticos: Cosmovisión, espacio y naturaleza sagrada; Árbol del mundo (ceiba) y los cuatro puntos cardinales; Calendario, tiempo mitológico y astronomía; Astronomía, zodíaco y los animales sagrados de los mayas; Astronomía, dioses y gobernantes mayas, y Augurios y profecías mayas.

La primera sección aborda la concepción del mundo de los mayas prehispánicos basada en su entorno, mientras que la segunda se refiere a la ceiba como el “Árbol del mundo”, cuyas ramas sostenían el cielo, su tronco indicaba el camino para llegar a él y sus raíces eran la vía al inframundo, lugar conocido como el reino de Xibalbá.

El tercer apartado alude a la observación de los astros y a la creación de los calendarios para pronosticar cambios en el tiempo y organizar las actividades cotidianas y rituales. El cuarto y quinto núcleos explican la relevancia de los animales como representaciones celestiales de sus deidades, así como de los soberanos, considerados seres que ejercían la voluntad de los dioses en la Tierra.

Finalmente, la última sección hace referencia a predicciones relativas a eventos astronómicos, como los eclipses, o que relacionan relatos míticos futuros con el linaje de sus gobernantes, pero con fechas dispersas, ya que algunas se remontan muchos años antes de la existencia del planeta o son posteriores a 2012.

El Museo Nacional de Antropología se ubica en Reforma y Gandhi, Bosque de Chapultepec. Costo: 57 pesos. Horario: martes a domingo de 9:00 a 19:00 horas, entrada gratuita a niños menores de 13 años, estudiantes y maestros con credencial vigente, adultos mayores de 60 años, jubilados y pensionados. Domingos, entrada libre a público nacional y extranjero con residencia en México.

Información: INA

Fotografías: DMC INAH M. Tapia

0 comments

You must be logged in to post a comment.