Boulder Waterfalls_435x651Considerando que Colorado tiene un récord de 300 días de sol al año, no está de más ofrecer algunas sugerencias sobre cómo refrescarte después de un día al aire libre – y divertirte al mismo tiempo. De lagos alpinos rodeados por densos bosques, pasando por un parque acuático, varios ríos e infinidad de actividades veraniegas, Colorado promete ser un destino para que la familia completa pase unas vacaciones memorables. Como sabemos que pocos son los afortunados que han visitado el estado en verano, a continuación te presentamos algunas ideas para esta temporada del año:

 
1. Justo en las afueras de Telluride, las cascadas Bridal Veil Falls no son ningún arroyuelo alpino que corre cuesta abajo. El cauce de esta cascada, prácticamente avanza rumbo a un imponente acantilado de 110 metros de altura. La nube de brisa que se forma en el sitio donde el agua cae ofrece un bellísimo paisaje a los exploradores
que recorren la caminata de casi 13 kilómetros rumbo a la cima de la cascada y de regreso.

 
2. Un popular arroyo de temporada es el que se forma en el Parque Nacional Grandes Dunas de Arena (Great Sand Dunes National Park and Preserve) cerca de Alamosa, Medano Creek se forma del deshielo de las montañas Sangre de Cristo. De mayo a septiembre es posible nadar, hacer skimboarding (parecido al surf pero con una tabla mucho más plana) y tubing en el centro de las dunas de arena. Conforme el verano llega a su fin, el arroyo se va secando hasta dejar solo arena.

 
3. Colorado posee varios de los mejores ríos para hacer rafting en el país, así como empresas con amplia experiencia para realizar este tipo de actividades. Arkansas River Headwaters Recreation Area, tiene rápidos aptos para familias con niños pequeños pero también otros ideales para quienes buscan liberar grandes dosis de adrenalina. Este es uno de los sitios más populares en el país para hacer rafting y kayak. Los amantes de la aventura deberán dirigirse a la parte superior del río Ánimas, que ofrece rápidos clase IV y V, reconocidos por varios como las aguas comerciales más rudas a nivel nacional. Si lo tuyo es más bien perder el habla con la belleza de los paisajes, entonces lo tuyo es el río Uncompahgre que atraviesa la imponente cadena montañosa San Juan.

 
4. Una de tres reservas que integran el Área Nacional Recreativa Curecanti, la Reserva Blue Mesa, entre Gunnison y Montrose conforma el cuerpo de agua más grande en Colorado. En verano se llena de personas que van a nadar, pasear en bote o hacer windsurf. Su vecina, la Reserva
Morrow Point, ofrece recorridos guiados en bote al imponente Parque Nacional Black Canyon of the Gunnison National Park.

 
5. La playa para nadar en el Parque Estatal Rifle Gap State Park es un sitio maravilloso para disfrutar de sus prístinas aguas así como de las increíbles vistas de las Montañas Rocallosas. Los marinos de agua dulce hallarán el paraíso en las cascadas Rifle Falls, rodeadas de una exuberante vegetación y una refrescante nube de rocío formada por la caída del agua. Ya ahí, vale la pena visitar sus cuevas de piedra caliza. Con Hahn’s Peak como fondo, el Parque Estatal Steamboat Lake State Park ofrece paisajes de postal que complementan de forma estupenda, las actividades que es posible realizar en el lago. Juntos, prometen energizar hasta al espíritu más cansado.

 
Rifle Falls State Park_433x6506. Grand Lake, el lago natural más profundo y extenso de Colorado, se encuentra tan solo a kilómetro y medio de la entrada occidental del Parque Nacional de las Montañas Rocallosas (Rocky
Mountain National Park). Disfruta las vistas de una de las cadenas montañosas más populares de Estados Unidos mientras remojas el cuerpo en las aguas de este idílico lago de montaña. A corta distancia encontrarás el lago Granby, en donde también podrás nadir, pasear en bote, etc.

 
7. Con temperaturas de 24 grados en verano, el agua el la reserva John Martin Reservoir, al este de las planicies de Colorado, justo afuera de Las Animas, es ideal para nadir y practicar deportes acuáticos. John Martin también es un sitio importante para avistamiento de aves, con más de cuatrocientas especies identificadas. Votada como la mejor del “Top 15 en playas de parques” por Reserve America, Jackson Lake State Park al noreste, tiene una superficie de espejo, playas con mucha arena y un clima templado que cautivó al novelista James Michener, quien alguna vez se refirió a este lugar como “un oasis en las planicies”. Otra opción que no debe pasarse por alto es Highline Lake, “un oasis en el desierto” en las afueras de Fruita, que ofrece un entorno ideal para relajarse después de un día recorriendo la región en bici.

 
8. Mientras que existe un componente idílico en torno a la idea de zambullirse en un lago rodeado de densos bosques, en ocasiones nada suena mejor que un parque acuático. Si lo tuyo son los toboganes y los juegos que liberan grandes dosis de adrenalina, justo al norte de Denver encontrarás Water World, el parque acuático más grande del país, catalogado por el Travel Channel dentro del Top 10 de parques acuáticos en E.U. Elitch Gardens Theme & Water Park es una de las atracciones más populares durante el verano, combinación de juegos mecánicos y acuáticos que además ofrece a los niños una laguna con casita del árbol de cinco pisos.

 
9. Si la idea de sumergirte en agua fría no te encanta, o si prefieres hallar un lugar cómodo al aire libre para disfrutar del atardecer, la palabra clave es “aguas termales” y en Colorado tenemos muchas. Glenwood Springs posee la alberca de aguas termales más grande del mundo y está equipada con toboganes, spa y un resort con todos los servicios. Ouray Hot Springs Pool es perfecto para familias pues tiene secciones poco profundas y un área de juegos para volleyball en agua. Los apasionados de la naturaleza podrán deleitarse con la espectacular vista de Mt. Sneffels cuando visiten
Orvis Hot Springs. Para presupuestos de lujo, hay que dirigirse a The Springs Resort en Pagosa Springs, que ofrece un spa súper completo y hospedaje de clase mundial.

0 comments

You must be logged in to post a comment.