El clima benévolo de agosto invita a realizar actividades al aire libre y tener unas vacaciones inolvidables en las montañas: trekking, ciclismo de montaña, conciertos de altura, arte, gastronomía y más es lo que tiene que ofrecer Aspen. Pues el verano es una de sus mejores temporadas, pues invita a vivir retos, sentir el aire fresco de la montaña en el rostro mientras se prueba la destreza y fuerza interior.

El pueblo de Aspen tiene una altitud de 2,420 metros sobre el nivel del mar, y los picos más famosos como Maroon Bells llegan a los 4 mil metros de altitud y forman parte de los famosos 14 miles, uno de los primeros grandes retos para todo montañista. Pero si uno nos están experto y gusta de caminar mientras disfruta de estos paisajes, las montañas están repletas de veredas para practicar el senderismo (hiking), la bicicleta de montaña y pasear a caballo.