algarveportugal

por Sergio Pastrana D’Abbadie

En la Península Ibérica se esconde un lugar donde la magia de los pueblos y el calor de la naturaleza te acogerán siempre que lo visites: Algarve, en Portugal.

Llega temprano al hotel después de atravesar grandes espacios con jardines botánicos bajo un gran cielo azul, escoge una habitación que llene tus expectativas, una suite rodeada de jardines o un departamento individual.

Para aclimatarte con el lugar recorre la ciudad en jeep, visita los pequeños pueblos con su artesanías o, si eres un viejo lobo de mar, súbete a un bote que te llevará por toda la costa oeste para admirar sus formaciones rocosas.

Regresa a tiempo para disfrutar de una tarde gourmet y prueba desde botanas ligeras hasta una parrillada mediterránea o bufetes temáticos, de esta variedad no puedes dejar de probar la especialidad portuguesa: el “bacalhau” o bacalao.