Las Cavas de Freixenet realizaron con éxito la 11a edición del “Festival de la Paella”, idea que nace de los dueños ( de origen Catalán), para dar a conocer en México parte de la gastronomía española, en particular la famosa “Paella Valenciana”,( la palabra paella proviene del valenciano paella, sartén, y éste del latín patella especie de sartén ancho, realmente no es el nombre del guiso, sino del recipiente en el que se elabora).

Así es como se da vida a este concurso que convoca a profesionales, estudiantes y amateurs, amantes de la cocina y se premia al mejor sabor, a la mejor presentación y finalmente a la más original, el año pasado la ganadora fue la elaborada con carne de cocodrilo.

Para que se considere como: “Paella” debe incluir los tres ingredientes principales que son: arroz, azafrán y aceite de oliva; los demás ingredientes pueden variar, la más conocida en México es la que se cocina con pollo, carne de puerco, carnes frías, alcachofa, camarones y almejas.

Este año fueron 30 los participantes en esta deliciosa contienda, presentando sus platos frente a una decena de jueces que degustaron cada una de ellas y teniendo sólo 5 minutos para calificar y nombrar a un ganador.

Algunas de las paellas más sofisticadas fueron:

Paella Marinera, elaborada con “Percebes”, pez parecido al pez globo o la anguila en su preparación, que debe ser muy meticulosa, ya que si no es limpiado de forma correcta puede ser venenoso, el sabor del animalito no es similar a ningún otro que yo haya probado antes, sin embargo la recomiendo.

Paella Indú, con base de tamarindo, cardamomo, hinojo, mango, canela y venado como carne principal, prometía más, me dejó  un gusto un poco dulzón, pero sin el mayor chiste.

Paella a la Cerveza, la base es la cerveza que ayuda a la cocción del arroz y que además aromatiza el plato, como punto final se le agrega un toque de mezcal zacatecano para impregnar de más sabor a los cárnicos que contenga, altamente recomendable.

Paella “Huitlaella”, elaborada a base de Huitlacoche, flor de calabaza y xoconostle, esta nos ofrece un toque distinto a todas las demás paellas, tiene un sabor muy delicado, más vale que la pruebes.

Todos disfrutamos de un excelente fin de semana familiar, con música en vivo, bailadores de Flamenco, marimba y lo mejor de los vinos de la casa, felicitaciones a Freixenet por tan delicioso evento, esperaremos la siguiente edición, para sorprendernos con los sabores que cada participante imprime en sus platillos.

Para mayor información visita www.freixenetmexico.com.mx

velas-de-mayo

Con motivo de las festividades en Honor a San Vicente Ferrer, iniciaron las celebraciones más importantes y significativas de Juchitán, las Velas del Mes de Mayo y algunas a realizarse a finales del mes de abril.

Entre las principales tradiciones culturales de Juchitán se encuentran las famosas Velas, éstas son celebraciones que congregan a toda la comunidad istmeña y permiten que familias, parejas, amigos e inclusive turistas se unan para convivir y crear un espíritu de hermandad. Las Velas son fiestas ampliamente conocidas por su origen, mismo que rinde honor a diversos santos y permite a cada uno de los asistentes convivir, bailar y festejar durante toda la noche.

Originalmente, las Velas fueron celebraciones de corte religioso en las que la población pasaba la noche en desvelo como muestra de lealtad a sus santos y fortalecía los vínculos entre las familias que año con año tenían funciones específicas para el desarrollo de la fiesta. Cabe mencionar que cada año, una familia se ofrece voluntariamente para presidir el patronato de la vela y preparar la celebración del año siguiente; así, cada familia invita a otras familias para que asistan a su lugar o mesas en donde la gente es recibida con alimentos, bebidas y un lugar donde sentarse para disfrutar la música y bailes de la regional.

El código de etiqueta de una Vela representa una gala característica de la región, que consiste en vestir un traje regional en el caso de las damas y el caso de los caballeros una guayabera blanca y pantalón de vestir. Generalmente no existen cuotas para la entrada a una vela; sin embargo en ocasiones se acostumbra que la dama llegue con su “limosna” que es una pequeña aportación al (la) mayordomo y el caballero entra con un cartón de cerveza.

Este año en esta bonita ciudad se realizarán un total de 18 Velas, que inician en la última semana del mes de abril y terminan en el mes de mayo. Este cúmulo de fiestas representa una riqueza cultural para nuestro estado; simboliza una tentadora invitación para vivir Oaxaca, enamorarte de las riquezas de Juchitán y conocer el estado como nunca lo habías hecho.

Para mayores informes visita la página www.oaxaca.travel