beberhistoria

por Sergio Pastrana D’Abbadie

Pensar en un taza de té puede remontarnos a un momento de tranquilidad, pero pocos saben que también remonta a tiempos ancestrales e historias míticas.

China es la tierra de donde proviene el té y según la leyenda el emperador Sheng Nung, quien recomendaba a su pueblo beber solamente agua hervida por higiene, lo descubrió cuando las hojas de un extraño arbusto cayeron en su taza y le dieron un extraño color al agua, como le gustó el sabor siguió tomándolo.

Sin embargo, la leyenda no ha sido comprobada y la primera referencia escrita que se tiene de esta bebida es la de un cirujano chino que lo recomendaba para aumentar la capacidad de concentración hacia el siglo III a. C.