caminoaflores

Después de la triste despedida de la Long House, tenía planeado quedarme unos tres días más en Kuching, pero el tiempo se me alargó.

Tenía que tramitar nuevamente mi visa de Indonesia porque la que saqué en México ya había caducado y bueno, eso hizo que se me fueran otros 6 días más. En Indonesia mi objetivo principal era visitar la Isla de Flores, una bella isla que se encuentra en el este del archipiélago cerca de Timor, donde la gente cambia de facciones y color.

Kuching es una ciudad muy bonita, la cruza un río, como la mayoría de las ciudad de Borneo y muy cerca se ven las aldeas de pescadores que contrastan con la modernidad de la ciudad, es posible tomar una lanchita para dar un paseo o tomar una lancha taxi al otro lado del rió.