acasodios

Vivir entre los “Cazadores de Cabezas” suena exótico, pero en realidad con lo que me encontré es una comunidad campesina pacifica. El viaje de entrada fue emocionante ya que tuvimos que tomar una lancha por un río que atraviesa la selva para llegar a ellos.

Muchos Cazadores de Cabeza ya viven cerca de la civilización y aunque aun continúan viviendo en lo que llaman ‘”Long Houses”, literalmente casas largas, donde cada puerta pertenece a una familia, tienen sus antenas parabólicas, electricidad y autos.

Pero por suerte Kuniko, mi amiga japonesa, y yo conseguimos visitar una Long House más real, la comunidad se llama Lalang.