¿Filomena, hasta dónde llegarías por el amor de tus hijos?
¿Quién es mi hijo, Filomena?
Eduardo de Filippo

Por Tere Resa

Corrían los años 40 cuando el escritor italiano Eduardo de Filippo dio a conocer al mundo su obra cumbre Filumena Marturano. Eran los tiempos de la recién terminada Segunda Guerra Mundial y la obra visitaría muchas salas de teatro así como de cine bajo el nombre de Matrimonio A La Italiana.

El argumento de esta comedia que se lleva a cabo en un acto y tres cuadros trabajados a la manera clásica es el siguiente. Domingo Soriano, un acaudalado empresario, conoce a Filomena Marturano, una mujer alejada de la vida galante y madre de tres hijos, y llevan una relación formal. Treinta años han vivido en concubinato y ella trama un ardid para poderse casar con el viudo con el fin de poder dar un apellido y una familia a sus hijos. No obstante, los hijitos no son pequeños: uno tiene 29 años, es plomero de oficio y tiene cuatro hijos; otro tiene un negocio de camisas en el Centro; el más chico estudia Letras en la Universidad. El caso es que el protagonista descubre el engaño y se divorcia. Así pasa prácticamente un año y, finalmente, Domingo y Filomena contraen matrimonio.