Creado en febrero de 1996, el Museo de la Sal se localiza en el centro de Cuyutlán en lo que eran las instalaciones de una antigua bodega salinera del siglo XIX, edifiación de estilo rútico con paredes de madera, techo de palma y piso de tierra, que se ubica entre las calles Elías Ávalos del Progreso y Benito Juárez.

Cuyutlán, se localiza a 37 kilómetros al sur de Manzanillo por la carretera 200. Esta es una población que pertenece al municipio de Armería en el estado de Colima, México.

El museo lleva como tema central: la sal, mineral que ha sido explotado en esas tierra desde hace mucho tiempo, exaltando los procesos de producción y su importancia social. En el se da a conocer el trabajo realizado por los salineros. El procedimiento para la elaboración de la sal, producción de alta calidad reconocida en todo el país y que ha sido la principal actividad económica de la localidad.

El visitante puede hacer un recorrido de aproximadamente media hora para observar una gran maqueta que muestra el proceso de producción de sal, misma que fue creada por Karla Gabriela Carrión Espinosa, Rogelio Zuñiga Castañeda. Además muestra piezas arqueológicas, utensilios domésticos y cerámicas, además también se muestra una semblanza de la cultura de los trabajadores de la sal, su ámbito y sus condiciones de vida.