Texto: Alicia Boy
Fotos: Salatiel Barragan

  Se localiza en el municipio de San Blas, a unos 2 km. del puerto; Es un manantial de agua, se encuentra dentro de la zona estuarina del municipio de San Blas. Este bello sitio tiene su origen en las corrientes de agua dulce provenientes de un gran manantial, las cuales, al mezclarse con las aguas saladas del mar, forman un río con lagunas y canales de esteros navegables, combinados con manglares y selva.

Este bello lugar es uno de los más fascinantes del Estado de Nayarit. Aquí todo el entorno se ha respetado en toda su extensión y la mano del hombre no ha modificado en forma alguna este paraje donde es posible ponerse en contacto directo con la naturaleza y sentir la emoción de penetrar a un sitio de extraordinaria belleza natural.

Read More

Foto: Kenny Penman

El parque Xcaret, uno de los atractivos turísticos de Cancún y la Riviera Maya, recibió el Récord Mundial Guinness por el mayor número de guacamayas nacidas en una misma instalación durante un mismo año, con 105 nacimientos logrados en 2009. Se trata de 95 guacamayas rojas (Ara macao) y 10 guacamayas verdes (Ara militaris) que actualmente rondan los 2 años de edad. Se trata del único récord mundial otorgado por Guinness World Records (GWR) a un programa de reproducción de especies en peligro de extinción.

Xcaret cuenta con el más importante Centro de Reproducción de Guacamayas dentro y fuera de México, gracias a un ambicioso programa creado en 1993 para conservar esta especie en peligro de extinción. Con el paso de los años las técnicas de reproducción, desarrolladas totalmente por los especialistas del Parque, se han depurado en cada una de las etapas necesarias para la reproducción exitosa de la especie: sexado, formación de parejas, postura, incubación, crianza artificial y etapa de transición.

Read More

“Un sueño hecho realidad: viaje a la reserva de la biosfera de los montes azules, Selva Lacandona”

Después de haber participado en todas las ediciones del concurso nacional de dibujo “¡Que viva la selva Lacandona!” realizado por Fundación Azteca de grupo Salinas, el gobierno del estado Chiapas, Natura Mexicana y distintos patrocinadores que a lo largo de todas las ediciones han patrocinado como por ejemplo: Ford y Helvex, Cada vez imaginándome como seria ese gran viaje que marcaria mi vida y fue hasta la 5º donde pude ganar me sentí muy emocionado que después de 6 o 7 años esto se hiciera realidad.

Día 1

Fue el 3 de marzo del año 2009 donde nos reunimos en el aeropuerto internacional de la ciudad de México donde fue el punto de reunión para todos los ganadores de la república Mexicana.

Yo como buen representante del estado de Guerrero llegue puntual y con muchas ganas de vivir una gran aventura nos pusimos de acuerdo, nos acomodaron en grupos, nos presentaron al staff que nos iba a cuidar, a los organizadores del evento, etc… Y así salimos en el vuelo 7927 de Mexicana de Aviación con destino a Tuxtla Gutiérrez Chiapas, donde llegando a la capital del estado nos esperaba un recorrido nocturno por el zoológico Miguel Álvarez del Toro que se caracteriza por tener puras especies que se encuentra en todo el estado de Chiapas, para posteriormente cenar con el gobernador del estado y otras autoridades donde se expusieron los dibujos ganadores y el objetivo del viaje.

Terminado el encuentro con las autoridades del estado, los ganadores, los organizadores, etc… Partimos esa noche a San Cristóbal de las casas donde llegamos en la madrugada todos cansados y con mucho sueño y nos recibió un clima muy frio y una luna llena. El camión se estaciono en el centro de la ciudad donde nos fuimos caminando hacia nuestro hotel que se encontraba a 4 o 5 cuadras de ahí, llegando a un hotel muy confortable y con toda la decoración de ese lugar colonial, nos acomodaron en los cuartos y por fin pudimos descansar esa noche.

Día 2

Nos levantamos temprano, nos arreglamos y a las 9 de la mañana estábamos desayunando todos en el hotel, para después salir de san Cristóbal hacia el ejido de Chajul ubicado en marques de comillas al sureste del estado con la frontera de Guatemala, así salimos del hotel cada grupo iba en un ómnibus e íbamos escoltados por patrullas del estado, el paisaje era de bosque de pino y encino así después de 3 horas de viaje bajamos hasta nuestra primera parada que fue en Comitán de Domínguez donde hicimos nuestras necesidades y así seguimos, el paisaje aun no cambiaba mucho aun persistía un poco el bosque después de 1 hora de camino llegamos a nuestra 2º parada que fue en el parque nacional lagunas de montebello donde nos dieron una platica sobre el lugar, admiramos el hermoso azul turquesa de los diferentes lagos, tomamos fotos, hicieron reportajes para la televisora, comimos y disfrutamos del lugar, del paisaje, etc…

Arribamos al ómnibus para ya no parar hasta Chajul así empezamos a descender, el clima y el paisaje cambiaron mucho, del bosque cambiamos al clima tropical admiramos el horizonte, vimos que el paisaje había sido afectado por la tala, los incendios, etc. Pasamos hermosos lugares como por ejemplo Las nubes que es un hermoso lugar donde hay varios centros eco turísticos que se caracteriza por un rio y un azul turquesa que se le compara con cascadas de agua azul, después de 2 horas llegamos al ejido de Chajul en la RBMA ya en la selva Lacandona donde nos esperaban en una estación biológica, para poder llegar a ella cruzamos el rio Lacantun en lachas donde estábamos muy emocionados de ver el paisaje del atardecer que nos ofrecía la selva junto con el enorme rio.

Llegamos a la que iba hacer nuestra casa por varios días los primeros que nos recibieron fueron los aullidos de los monos, junto con el sonido mismo de la naturaleza, las aves, los insectos, el caluroso clima tropical. Al llegar lo primero que vimos fueron unas hermosas guacamayas rojas, un mapache y un ocofaisan que es un ave negra con pico amarillo parecida a una gallina.

Nos acomodamos en nuestros cuartos arreglamos nuestras cosas nos dieron oficialmente la bienvenida y realizamos unas actividades como juegos de grupo, descansamos del muy largo y cansado viaje, terminamos todos rendidos en las camas.

Día 3

Desayunamos todos temprano y con muchas ganas ya de salir a los senderos de la selva, durante el desayuno nos presentaron a un maya lacandón junto con su hijo que nos iban a acompañar, algo que a muchos de nosotros nos puso a pensar fue que el y su hijo debajo de su traje llevan pantalones de mezclilla, al momento de preguntarle al hijo por que llevan pantalón nos respondió: “mi papa me pidió que me lo pusiera para esta ocasión, es que esto ya no se usa”.

Así pues nos alistamos nuestras cosas (cámaras, mochilas, agua, etc.)

Empezamos a caminar hacia el corazón de la selva, la primero que vez es la vegetación que llega hasta el cielo, el sonido de los insectos, monos, aves, etc.

Durante el camino encontramos algunas huellas de animales como por ejemplo de un tapir, lo cual nos emociono mucho a todos, nos enseñaron como es el ciclo de una selva, desde los hongos hasta las fabulosas ceibas de mas de 45m de altura, nos adentramos en un fabulo árbol que se llama “mata palos” por que el árbol crece y las aves recolectan las semillas del piso y las llevan hasta lo mas alto de el árbol y pasa el tiempo y el árbol se seca y crece un árbol arriba de otro mientras que el de abajo queda hueco.

Cruzamos algunos riachuelo en una especie de tirolesa, también algunos puentes colgantes, vimos monos araña y saraguatos los cuales al verlos es increíble la sensación.

Después de un largo recorrido regresamos al campamento o estación donde nos esperaban muchas guacamayas donde estaban recibiendo su alimento las cuales hasta posaron para la foto y nos dijeron que es el único lugar en México donde se encuentran libres por que están en peligro de extinción.

Tomamos un breve descanso y nos alistamos de nuevo para salir en lancha hacia otra parte de la reserva donde observamos algunas ceibas que son impresionantes por su altura, arriba de algunas de las ceibas los biólogos colocaron un especie de terraza donde se pueden observar animales y plantas que nunca se verían en lo mas bajo del selva, como por ejemplo el águila arpía.

De regreso a la estación durante el camino en el rio Lacantun pudimos observar hermosas guacamayas volando, también jugamos guerras de agua contra otro grupo que nos encontramos en el trayecto de regreso, los daños fueron muchos, a algunos se les descompusieron sus cámaras, celulares, mp3, etc.

Fue algo muy divertido regresamos a el campamento y comimos nos preparamos para volver a salir a otra parte de la reserva esta vez hacia el arrollo Miranda, durante el trayecto observamos varios cocodrilos de pantano, así pues lleguemos a nuestro destino donde realizaríamos la actividad de el cayac.

Nos acomodaron en parejas y empezamos a remar, donde pudimos observar la tranquilidad de la selva los sonidos, el sonido relajante del agua, como ni mi pareja ni yo sabias andar a la perfección en cayac tuvimos algunos tropiezos pero casi llegamos a donde era el limite, como no era temporada de lluvia, pues el rio no tenia mucha agua, después de un rato ya no pudimos remar mas y nos regresamos, al momento de cambiarme del cayac a la lancha me resbale y caí al agua donde por el peso de las botas de campo, el pantalón de mezclilla la camisa etc. No me podían levantar hasta que muchos se sumaron y lo lograron fue algo muy gracioso pero por lo menos para mi no.

Regresamos a la estación realizamos actividades de grupo, mas tarde en la noche nos dieron platicas sobre el cuidado de la selva, se hablo desde Charles Darwin hasta la comparación de la selva lacandona con la amazónica de Perú, también nos explicaron que la selva comprendía desde Chiapas, tabasco, Veracruz hasta lo que es Tamaulipas pero por las situaciones que sabemos solo quedo la selva lacandona.

Terminamos ese día con unas competencias de jugos de mesa.

Día 4

Este día en la reserva consistía solamente para que todos los grupos fueran a nadar al rio Tzendales, así pues desayunamos temprano, arreglamos nuestras cosas, y emprendimos el viaje en lanchas desde el rio Lacantun hasta el Tzendales el cual para llegar toma un tiempo de 2 horas, durante el camino se observaron muchos cocodrilos grande y pequeños, nutrias allá llamadas “perros de agua”, peces, el hermoso azul turquesa de el agua, el maravilloso azul de los montes, la convivencia con los integrantes del grupo no se hizo esperar, así llegamos a el tzendales donde como no era temporada de lluvia resaltaba una pequeña “isla” en lo ancho del rio, donde quien sabe como colocaron carpas, mesas sillas, trajeron los alimentos, etc…

Dejamos nuestras cosas en la pequeña isla y nos adentramos en un rio pequeño sin mucha corriente donde las lanchas nos llevaron rio arriba donde nos tendríamos que venir nadando desde ahí hasta la “isla”.

El nadar en ese rio fue una experiencia muy padre estábamos en contacto con todos los sentidos, fue muy relajante, a pesar de que unos del staff de tv azteca •se sentían un poco atemorizados por que sabían que hay había podría haber presencia de cocodrilos, pero eso no importo y logramos contacto total con la naturaleza, desde los sonidos de los de la naturaleza hasta con el agua dulce del rio, llegamos nadando a la pequeña isla donde comimos nos cambiamos etc…

De paso pasamos a visitar otra estación biológica más pequeña donde algunos necesitaban ocupar los baños, terminamos la visita y regresamos a la estación Chajul, donde el camino de regreso nos ofreció un hermoso atardecer con un cielo medio nublado el cual fue asombroso.

Llegamos a la estación nos bañamos y estábamos listos para la ultima platica en la selva, fue algo muy bonito, nos dieron las gracias y nos pidieron que sigamos con el mensaje de conservación que nos enseñaron, realizamos una declaratoria para el gobernador, donde decíamos que cuidara este pedacito de naturaleza que le queda a México y que para algunos por ejemplo a mi fue algo muy increíble haber visto tanta agua, por que donde vivimos algunos, el gua es muy escasa y hay que comprar a precios altos mientras que aquí es una fabrica de agua.

Después siguió la intervención del director de natura mexicana que junto con el niño ganador del Perú interpretaron la melodía “el cóndor pasa” con instrumentos como la quena y el sicus, después siguió la intervención de Matías Aranda que es un ex académico de un reality show de tv azteca que nos interpreto algunas canciones. Posteriormente nos pasamos toda la madrugada jugando juego de grupo.

Día 5

Este día consistió básicamente en el regreso de la estación Chajul a san Cristóbal de las casas, arreglamos todo nuestro equipaje, desayunamos y nos despedimos de la mágica selva Lacandona, abordamos nuestro ómnibus y emprendimos el largo viaje de regreso donde nos mostrábamos un poco tristes, después de unas largas horas llegamos a san Cristóbal de las casas donde nos volvimos a alojar en el hotel nos arreglamos y dimos un paseo nocturno por san Cristóbal, donde recorrimos el centro tomamos fotos, observamos las artesanías que hacen los indígenas que hay habitan, compramos café, y regresamos a nuestro hotel donde nos esperaba nuestra ultima cena en el hotel, así terminamos el día.

Día 6

Desde un principio sabíamos que este día iba a ser el mas difícil de todos por que era el momento en que decías a dios para siempre a todos los que conociste en el viaje, con los que te encariñaste, platicaste, y hasta contaste secretos.
Por la mañana desayunamos en el hotel algunos se fueron antes por ejemplo los que venían de Perú, Baja california norte y sur, chihuahua etc…

Los demás nos fuimos un poco después nos tomamos fotos, nos dimos nuestros correos, nuestros teléfonos, nuestras direcciones, etc…

Así abordamos todos el autobús que nos trajo de Tuxtla a san Cristóbal esta vez de regreso, nos llevo al aeropuerto de Tuxtla Gutiérrez Chipas, y así salimos en el vuelo 7926 de Mexicana de Aviación con destino a la ciudad de México donde aterrizamos y nos encontramos con nuestros tutores, nos despedimos de los que fueron nuestros hermanos, nuestros papas, nuestros amigos, etc. Por unos días y todos en empapados en llanto dijimos ADIOS

Y así después cada quien regreso a sus estados de procedencia.

Adolfo Montes Castrejón

Un país enigmático cuya diversidad sobrepasa la imaginación, de sur a norte sus diferentes etnias llenan de colorido el paisaje que cambia de fisonomía, de selvas a bosques a enormes plantíos de arroz y sorprendentes afluentes como el Río Amarillo.

[nggallery id=9]