napa-valley-wine-tour-limou

Canadá es por suerte mucho más que miel de maple o English Muffins, cuando uno tiene la oportunidad de recorrer las calles de algunas ciudades se dará cuenta que cada lugar es diferente uno de otro así como sus especialidades.

Por ejemplo, ir a Charlottetown en la Isla del Príncipe Eduardo, es darse un banquete de mariscos. Aquí exite un paquete llamado “Meet the Neighbours” (Conoce a tus vecinos) con el cual puedes pasarte el día atrapando langostas, excavando en la arena en busca de almejas o abriendo ostiones en su concha.

Un lugar muy recomendable para hospedarse es Briarcliffe Inn, un encantador hotel cerca de Salutation Cove. Aquí puedes preguntar a los dueños, Mary y Bill Kendrick, en dónde puedes ir por comida auténtica de la isla; la temporada ideal para visitar el lugar es de junio a agosto.