trampas

Cuando uno sale de vacaciones ya sea en crucero o en avión uno confía plenamente en las compañías que lo van a transportar, pero ojo, estas se encuentran muy bien protegidas por las famosas letras pequeñas de los contratos, en los cuales no se hacen responsables casi de nada de lo que uno transporta en sus maletas.

Todo tipo de compañías turísticas se encuentran envueltos en estos contratos bien manipulados, desde aerolíneas, hoteles, renta de autos y cruceros, todos se hacen los dormidos ante problemas como robo o extravío de equipaje.

Para prevenir estos inconvenientes siempre es recomendable leer todo los contratos antes de utilizar el poder de tu firma, incluso entrar a los sitios de Internet por si las dudas, un ejemplo de lo que puede ocurrirte sino checas bien todos los papeles es: